estadisticas Presidente derrotado, presidente electo - ADN Argentino
Cargando...

 

Presidente derrotado, presidente electo

Presidente derrotado, presidente electo

Dicen que por el siglo XVIII, el rey Felipe de España soltó de sus labios una de las frases con connotaciones políticas más utilizadas.

“A rey muerto, rey puesto”.

Con esa frase, muchos justificaron el interregno que genera el vació de poder entre un liderazgo político que se va y otro que emerge.

Es un momento en el que el traspaso de mando se produce voluntaria o involuntariamente.

Se da y ya.

La propia inercia política empuja los tiempos hacia adelante, sea con el liderazgo que fuere.

Este proceso es que estamos viviendo entre la salida del poder de Mauricio Macri (“rey muerto”) y la llegada de Alberto Fernández (“rey puesto”).

Desde la mirada de las redes sociales, este traspaso de poder (el de mando será el formal, el del 10 de diciembre), se viene dando con total claridad.

Junto a Scidata, analizamos el fenómeno, en primer lugar, en el mundo de Internet.

Los datos de la semana previa y posterior al 27 de octubre muestran un diferencial marcado.

Durante los días anteriores a la elección presidencial, el total de consultas en la Web por ambos candidatos, el 68% fueron por el presidente Mauricio Macri.

En el mismo período, las consultas por Fernández fueron el 32%.

Con el pico de interés a las 23 del día de las elecciones, con el resultado electoral oficializado, el escenario literalmente se dio vuelta.

Desde ese momento y durante los días posteriores, el 62% del total de consultas en Internet por Fernández y Macri fueron por el mandatario electo del Frente de Todos.

El 38% restante fueron por el jefe de Estado saliente, derrotado el domingo pasado.

Incluso la hegemonía emergente de Alberto Fernández en la Web hizo que las consultas por su figura sean dominantes casi toda la Argentina.

Sólo dos provincias, Jujuy y Chaco, tuvieron consultas online en porcentajes mayores por Mauricio Macri.

Macri-Fernández, Fernández-Macri

Esta inevitable (y necesaria) convivencia entre el presidente también quedó de manifiesto en el díalogo de las redes sociales.

Los datos se Scidata muestran que el nombre más mencionado en diálogo con Alberto Fernández (@alferdez en Twitter e Instagram) fue “Macri”.

El 42% de las menciones fueron al presidente saliente y un muy lejano 13% para el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

La mención más popular fue la del periodista Juan Alonso, advirtiendo sobre supuestos nombramientos en el Estado para perjudicar al presidente electo:

Más atrás quedaron las menciones a “Maduro”, en diálogo que en general especulan sobre cómo será la relación en Venezuela y la Argentina de Fernández.

De hecho, la mención más crítica detectada por los algoritmos como la más difundida fue de Agustín Laje, con duros cuestionamientos a Fernández por su saludo al presidente venezolano:

Una ¿inesperada? agenda social

Analicemos ahora las temáticas más mencionadas en el perfil digital de Alberto Fernández.

En los días posteriores a su triunfo electoral, el porcentaje mayor correspondió a la palabra “discriminación”.

No parece casual que la palabra haya sido la más citada.

Ella acompañó una andanada de publicaciones (más de 50.500 desde cuentas de Twitter geolocalizadas en la Argentina) con fuerte asociación al hashtag #TodosSomosBrian.

Le temática tuvo que ver con la reunión del presidente electo con Brian Gallo.

El joven había sido víctima del odio de las redes, mediante publicaciones que mostraban su foto presidiendo una mesa electoral en el partido bonaerense de Moreno.

Su encuentro fue muy comentado en las redes sociales, con publicaciones de gran nivel de interacciones.

La reunión también provocó un fuerte repudio de parte de los seguidores del macrismo.

Mediante el hashtag #OperaciónGorrita cruzaron al encuentro con duros términos:

Más atrás en la lista de temáticas más mencionada en el perfil de Alberto Fernández quedaron el término “Democracia” (17%) y “Trabajo” (16%).

Al menos en la semana siguiente a su elección como presidente, el postulante del Frente de Todos se lleva un trofeo digital muy interesante.

Es el obtenido por haber logrado desplazar la agenda político-electoral y especialmente la económica de la discusión de las redes sociales.

Indudablemente su reunión y solidarización con Brian Gallo tuvo un efecto mucho más allá de la agenda del mainstream político del círculo rojo del poder.

Con intención o no, Fernández debutó como presidente electo planteando una cuestión de corte social, alejada de las preocupaciones de quienes son parte del circuito de la toma de decisiones.

No parece que el hecho sea mucho pero tampoco luce irrelevante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *