estadisticas El mundo digital, sin alarma por el coronavirus - ADN Argentino
Cargando...

 

El mundo digital, sin alarma por el coronavirus

El mundo digital, sin alarma por el coronavirus

por Diego Corbalán

Por supuesto que vaticinar qué va a suceder con la propagación del coronavirus en la Argentina es un acto poco responsable. Pero ver cómo nos fuimos comportando digitalmente sobre el avance de la enfermedad nos puede dar indicios de lo que viene.

Un rasgo típico del sentido común nos indica que, a mayor cantidad de casos, mayor probabilidad de que se dispare el virus por el país. Sin embargo esto, hasta ahora, no se dio en esos términos.

Desde el punto de vista del comportamiento digital, el argumento se puede reformular. Analizando las búsquedas sobre «salud» y «coronavirus» entre marzo y junio de 2020, los resultados son tranquilizadores.

En término de interés/preocupación de los usuarios argentinos por el avance del coronavirus, el impacto fue de mayor a menor. De acuerdo con el trabajo que realizamos junto a Scidata Argentina, las búsquedas sobre salud y coronavirus tuvieron su epicentro en marzo pasado.

En coincidencia con el inicio de la cuarentena, las consultas sobre ambos tópicos tocaron el valor máximo de 100 puntos, de acuerdo con la escala de 0 a 100 de Google Trends). En adelante, esos valores fueron bajando progresivamente y a contramano con el aumento de casos.

Coronavirus en la Argentina: Evolución de contagios diarios.

A principios de abril se registró un pequeño rebote de búsquedas por salud y coronavirus. Ese fenómeno de dio mientras los casos de infectados comenzaban a insinuar un crecimiento mayor. De todos modos, la tendencia de búsquedas analizadas se mantuvo en valores estables desde abril a junio.

Atentos a enfermarse, pero sin desesperarse

Más allá de las consultas generales sobre la propagación del coronavirus, la inquietud más personal e íntima de los usuarios argentinos también dejaron datos interesantes. En este plano de estudio, analizamos las consultas específicas sobre terminología asociada al coronavirus. Elegimos las palabras «síntomas», «contagio», «tratamiento» y «fiebre».

A excepción de «tratamiento», las cuatro semánticas experimentaron saltos inéditos con el anuncio del inicio de la cuarentena, el 19 de marzo. «Contagio» duplicó el interés entre la semana previa la decisión del gobierno de Alberto Fernández y el día de la primera conferencia de prensa. «Fiebre» tuvo el mismo comportamiento mientras que «síntomas» registró incrementos algo inferiores.

A diferencia de las anteriores palabras, «tratamiento» se mantuvo en valores estables. Las búsquedas con esa palabra clave vienen manteniendo un ritmo parejo a lo largo de todo el 2020. Esto está fuertemente asociado a que «tratamiento» vienen siendo utilizado como término de consulta en la Web no solo por la enfermedad que provoca el coronavirus sino también por otras patologías como el dengue. Esta enfermedad viene golpeando de manera constante a la población argentina, incluso desde comienzos de año.

Menos miedo, menos coronavirus

Como ya contamos en estudios anteriores, el miedo fue el sentimiento que mejor expresó la reacción de los argentinos ante el desembargo del coronavirus en el país. Sin embargo, a su vez fue el sentimiento que más fue perdiendo terreno a lo largo de la cuarentena.

Desde el inicio del confinamiento, el miedo fue aplacándose en el diálogo de las redes sociales sobre el Covid-19. Para la tercera semana de abril, ese sentimiento incluso era superado por la «gratitud».

Si observamos el global de sentimientos, tabulados solo por negativos y positivos, podremos observar con más claridad el impacto del miedo en contexto general del diálogo sobre el coronavirus.

Los datos elaborados con Scidata muestran cómo las menciones negativas fueron bajando desde la tercera semana de marzo, desde el 62,1% hasta el mínimo de 52,2% en la tercera semana de abril. A partir de entonces las publicaciones de lenguaje adverso sobre el coronavirus volvieron a subir. Y, al igual que el sentimiento de miedo, el diálogo general negativo sobre la enfermedad subió a valores por debajo de los alcanzados al inicio de la cuarentena.

Calma (¿chicha?) sobre el coronavirus

Todos los indicadores que venimos elaborando para el seguimiento del diálogo y comportamiento de los argentinos vienen mostrando un comportamiento relativamente estable. Incluso la ausencia de saltos pronunciados en búsquedas y publicaciones sobre la enfermedad permiten inferir una percepción relativamente estable de los argentinos sobre el comportamiento del coronavirus.

Esta reflexión sobre los datos que venimos compilando merece una observación complementaria. Cuando hablamos de búsquedas en navegadores de Web sobre el Covid-19, hacemos referencia a la inquietud de la población ante la enfermedad y cómo reacciona ante el temor de su proximidad real, supuesta y/o temida.

El que cargue en su buscador «coronavirus» lo puede hacer por varios motivos. La indexación de consultas que realiza Google Trends nos da pistas firmes sobre esas intenciones.

Entre enero y marzo, previo al inicio de la cuarentena, las consultas sobre el virus apuntaban a la búsqueda de información general sobre la enfermedad. La inquietud de entonces apunta al origen «chino» del virus, su primera propagación por Europa, especialmente en Italia.

Ya con la cuarentena en marcha (desde el 20 de marzo en adelante) las consultas sobre el coronavirus se fueron refinando. Los criterios de consulta apuntaron, por ejemplo, a consejos para evitar la enfermedad, permisos de circulación, descarga de la app Cuidar del gobierno nacional y el parte diario de infectados.

Estas consultas más específicas derriban al menos en parte el mito de que para preservarse de un factor de riesgo es conveniente prescindir de información sobre el mismo. Es cierto que las búsquedas por coronavirus fueron bajando. Sin embargo, no es menor real que dichas averiguaciones fueron haciéndose cada vez más puntuales, lo que redundó en la obtención de datos específicos y a la medida de la necesidad de cada navegante de la Web.

Más allá de la salud

Finalmente, observemos el comportamiento de los argentinos poniendo en contexto la centralidad de la cuestión sanitaria. Hace un año el tema salud era uno más entre tantas otras preocupaciones en la Web. Al hacer un comparativo de búsquedas online entre lo que va de la cuarentena y el mismo período de 2019 los cambios más que relevantes.

Del 20 de marzo al 6 de junio del año pasado, la principal búsqueda sobre grandes temáticas era el deporte. La categoría sumaba el 26,7% de las principales consultas en la Web, seguida por «educación» con el 24,2%. Recién en tercer lugar aparecía «salud», con el 18,6%.

Un año después, transitando esta histórica cuarentena, como era de esperar, «salud» saltó al primero lugar con el 26% de las búsquedas más relevantes seguida por educación con el 23,7% (valores similares a 2019), «mundo» con poco menos del 22%, «ciencia» con el 15% y recién en quinto lugar deporte con apenas el 13,2%.

Si observamos el gráfico general con la evolución de búsquedas en Google apreciaremos con claridad el impacto de la cuarentena en el comportamiento digital de los argentinos y la alteración que dimos cuenta.

Coronavirus en la Argentina: evolución de las principales categorías de búsquedas en la Web.

«Enamorarse» de la cuarentena

Por último, veamos cómo evolucionó la postura de los argentinos con respecto al confinamiento social que comenzó el 20 de marzo.

Coronavirus en la Argentina: Evolución de interés digital por la cuarentena.

Al igual que otras variables ya analizadas, la reacción ante el inicio de la drástica medida generó un enorme impacto digital. Los datos compilados junto a Scidata de las búsquedas Web muestran picos en la semana del inicio de la cuarentena (100 puntos, valor máximo). Durante las siguientes semanas el indicador fue bajando de manera constante hasta estos días.

Coronavirus en la Argentina: Evolución del sentimiento sobre la cuarentena.

En cuando al sentimiento de diálogo en redes sociales sobre la cuarentena, los valores se mostraron estables. Las menciones positivas oscilaron en torno al 33% mientras que las negativas fueron creciendo a un ritmo lento, desde el 24,8% al 28,7%, durante el último mes.

De todo lo dicho, queda una certeza. Hasta aquí, lo hecho por el gobierno nacional, las provincias y los municipios dio resultado. El reflejo en la charla y el comportamiento digital de los argentinos así lo demuestra.

Solo falta saber cuánto margen político y resto económico tiene el gobierno para poder prolongar la cuarentena mucho tiempo más. Sin dudas, la última extensión de la cuarentena avanzó por terreno seguro. Los casos en crecimiento pero controlados y las expectativas sociales en valores relativamente estables resultan una fórmula más que confiable para el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *