estadisticas Una encuesta revela que los argentinos culpan a los empresarios por la suba de precios - ADN Argentino
Cargando...

 

Una encuesta revela que los argentinos culpan a los empresarios por la suba de precios

El estudio de opinión realizado por la consultora Express Poll, de Raúl Aragón, determinó que la mayoría de los consultados culpa a los empresarios y comerciantes por la inflación.
La encuesta fue realizada para el programa “La Hora de Maquiavelo” y muestra que para el 63,2 por ciento de 780 casos en la ciudad de Buenos Aires, la causa de la inflación está en los empresarios y comerciantes que suben los precios.
Los resultados revelan que “ganó la estrategia K, y la opinión pública culpa ahora a los empresarios” sobre el aumento de precios.
Según esta primera encuesta, solo el 17,9 por ciento ve la culpa en el gobierno y menos aún (11,3 por ciento) cree que son los sindicatos, con sus elevadas exigencias de aumento de sueldo, los responsables del alza de precios descontrolada.
En la Argentina conviven diversos índices de inflación. El oficial, elaborado por el gobierno, afirma que la inflación es alta, pero no desbordada, con menos de 9 por ciento, mientras que consultoras privadas, amenazadas con demandas penales por el gobierno, la estiman, en línea con algunas provincias argentinas, en cerca del 25 por ciento anual.
La Revista Imagen difundió estos resultados e indica que “los empresarios se han caracterizado desde la era kirchnerista por evitar comunicar más allá de sus productos o contradecir al gobierno por temor a represalias”.
Otro dato significativo de la encuesta de Express Poll es que, si bien solo un 6 por ciento de los encuestados dice que la inflación lo afecta “mucho”, un 61 por ciento afirma que lo afecta “bastante”, en tanto un sorprendente 30 por ciento dice no sentirse afectado por la inflación en lo más mínimo.
“Habría que ver qué significa bastante para los que dijeron que los afecta. Es evidente que la inflación no fue un issue que afectó la intención de voto para Cristina”, explicó el fundador de Express Poll, que a su vez dirige el departamento de Opinión Pública de la Universidad Nacional de La Matanza. Express Poll, la encuestadora liderada por Aragón, apunta a hacer sondeos breves y rápidos especialmente orientados al mundo empresario.
El encuestador destacó que el resultado de esta encuesta muestra el éxito de la estrategia del gobierno kirchnerista de imponer a la opinión pública su “relato” sobre la inflación, a la vez que pone en evidencia la falta de comunicación del empresariado para explicar que la inflación es una consecuencia de la política económica del gobierno.
“Aquí, en la China y en cualquier parte, la inflación es fruto de la política económica, fiscal, monetaria y de ingresos, y hace cuatro años, ante la misma pregunta, la mayoría todavía entendía que la causante de la inflación era la política económica. Esto es el resultado de años de silencio empresario ante un issue que se veía venir”, dijo Diego Dillenberger, el conductor del programa sobre comunicación empresaria y política.
“Como quedó más claro que nunca que Cristina Kirchner ganará las presidenciales de octubre, los comunicadores empresarios deberán reflexionar cómo abordarán este issue, porque en los próximos cuatro años habrá más inflación y al gobierno le será fácil señalar a los empresarios como los culpables”, agregó el conductor del programa.
Consultados sobre qué medidas debería tomar el gobierno para combatir la inflación, casi el 50 por ciento sugirió control de precios, mientras que apenas el 10,7 por ciento mencionó limitar los aumentos salariales, y el 14,3 por ciento gastar menos en obra pública.
Los economistas sostienen que las causas principales de la inflación en la Argentina, hoy la más alta de la región y una de las más elevadas del mundo, son los excesivos reclamos salariales que superan la inflación del año anterior, colocándole al alza de precios un piso cada vez más elevado, el incesante aumento del gasto público y la emisión descontrolada de moneda. A esto se suma, aunque en menor medida, la falta de oferta ante una demanda de bienes recalentada, por falta de inversión empresaria y las limitaciones a las importaciones por parte del gobierno, que ayudarían a morigerar el alza de precios en bienes transables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *